ESPECTÁCULOS

Una «contada» es una sesión que suele durar unos 50-60 minutos, en la que, siguiendo un hilo conductor, te cuento algunos cuentos adecuados para el momento y el público. Son cuentos contados, no leídos ni actuados. Es lo que habitualmente se conoce como “cuentacuentos”.

Me «especializo» en cuentos colombianos, cuentos sobre niñas y mujeres y cuentos con “trastos”, que no son títeres, sino personajes. También hago, por ejemplo, “Cuentos a la carta”, donde el público elige lo que quiere oír de un menú degustación que selecciono para la ocasión.

A veces este formato no se adapta a lo que se busca, y entonces mis personajes y yo buscamos una alternativa que sea perfecta para cada caso. Cuéntame lo que quieres… y verás surgir la magia.

El escenario ideal para contar cuentos es aquel que permite la cercanía entre quien narra y el público, sin ruidos ni interrupciones, para que pueda surgir la conexión que une al cuento con quien lo escucha.

Espacios típicos son las bibliotecas, los centros culturales y los colegios. Pero también he contado en parques, en el Ateneo de Madrid y en teatros, librerías, cafés y muchos más. Sólo hace falta cariño, garantizar un buen sonido… y una buena historia, ¡por supuesto!

Por edades:

Mis especialidades: